Un sistema financiero que nos llevó a esta crisis y que es capaz de arrodillar a gobiernos no debe salir reforzado llevándose a precio de saldo una buena parte de las Cajas de Ahorro.

En muy mal momento, sin liquidez en el mercado, salieron a bolsa Bankia y Banca Cívica. Ahora en peor situación aún, se quiere subastar la mayoría de las demás cajas, después de que el Estado haya  puesto a través del FROB cantidades superiores al valor de estas. !LAS CAJAS DEBERÍAN SER YA NUESTRAS!

Ahora va a consumarse el expolio de la CAM. El Banco de España anuncia que, si es necesario, cubrirá con dinero público el valor de la cartera inmobiliaria dudosa de la caja, que se estima en 20.000 millones de euros, amén de asegurar 7.000 millones de liquidez a tres años (prorrogable a cinco) y de haber entregado últimamente con el FROB 2.800 millones para su recapitalización.  Sin embargo, se habla de que algún banco podría quedarse con la Caja por menos de 2.000 millones y con garantías ante futuras pérdidas. ¡ESTAMOS A TIEMPO DE PARAR ESTE EXPOLIO!

¡El Banco de España prefiere regalar las Cajas y nuestro dinero puesto en ellas antes de que sean nacionalizadas!

Tiene que quedar claro que los bancos privados, movidos por el principio del máximo beneficio, no lo han hecho mejor que las Cajas, pues han hundido el sistema financiero a nivel mundial. Salvar a los bancos de EEUU y Europa ha costado ya dos billones de euros en ayudas directas y tres billones en garantías.

Se necesita una banca pública con gestión democrática y transparente, alejada de la especulación; en la que las empresas puedan obtener la financiación que necesitan, que los ahorradores confíen en que van a poder recuperar sus ahorros y que su dinero va a ir destinado a actividades éticas y sostenibles. Tenemos derecho a decidir democráticamente hacia dónde dirigir la inversión para reactivar la economía y para  luchar contra el paro. ¡Y es posible! En el País Vasco se han fusionado las Cajas creando una entidad que garantiza su propiedad pública.

Asimismo, con la nacionalización definitiva de las cajas podríamos disponer de un parque de pisos y locales de alquiler que solucionaría en gran parte el problema de la vivienda y la supervivencia de muchas pequeñas empresas.

Denunciamos la irresponsabilidad del Gobierno de la Nación; la dejación de funciones de supervisión del Banco de España;  la falsedad en las cuentas que presentan las empresas auditoras y la aquiescencia de los órganos de Gobierno de las Cajas a la estrategia de expolio de las mismas.

Exigimos acciones judiciales para esclarecer posibles responsabilidades civiles y penales en las que pudieran haber incurrido con motivo de esta crisis los gestores de los bancos, los tasadores, los auditores y los cargos políticos relacionados con la cuestión.

Por último, se anuncia con desfachatez la posibilidad de que se cree un “banco malo” público, con los activos tóxicos de la banca privada, una vez más socializar las pérdidas y aumentar los beneficios de los tiburones financieros y dejarles saneados sus negocios gestionados ruinosamente.  Por todo ello, concluimos:

No a la subasta en almoneda de las Cajas.

No a cargar con sus pérdidas sin tener la propiedad. 

Por una  banca pública democrática y transparente.

Paremos el regalo de la CAM.

En Madrid, a 27 de septiembre de 2011.

http://madrid.tomalaplaza.net

About these ads